5 may. 2012

Prevencion de Riesgos Laborales

Prevencion de Riesgos Laborales - Condiciones Ambientales

1. Consejos para mejorar la configuración de su puesto de trabajo.

Marcando los siguientes puntos podrá entrar en las páginas donde se describen los principales consejos para la mejora de la configuración del puesto de trabajo. También puede consultarse un cuadro resumen de los principales problemas que pueden detectarse en los puestos de trabajo, con indicación de las posibles causas y la sugerencia de algunas soluciones.

1.2. Distribución de espacios en el entorno de trabajo.

Se debe disponer del espacio necesario para poderse moverse con comodidad, procurando dejar al menos 1,15 m libres detrás de la mesa. Es conveniente dejar libre la mayor parte posible del perímetro en contacto con el usuario.

 Espacios necesarios en el entorno de trabajo.

Siempre que se pueda, es conveniente colocar los archivadores y las cajoneras fuera del perímetro de la mesa, de modo que no impidan ó dificulten los movimientos. Es muy importante dejar libre todo el espacio posible debajo de la mesa. Por ello, las mesas con bloques de cajones móviles resultan más funcionales que las que tienen los cajones fijos.

Es conveniente dejar libre el espacio bajo la mesa para disponer de sitio para trabajar y moverse.

La proliferación de cables de los equipos puede constituir una fuente de peligros y, en cualquier caso, siempre constituyen un estorbo. Por ello, es conveniente que las mesas de oficina estén electrificadas. No utilice nunca conexiones tipo ladrón para conectar varios equipos al mismo enchufe: no sólo no tienen toma de tierra (con el correspondiente riesgo de contacto eléctrico), sino que pueden calentarse e incluso presentar riesgo de incendio si se conectan aparatos con cierta potencia. Si su mesa no tiene electrificación puede usar una caja de conexiones adecuada a la potencia que se vaya a utilizar y siempre con toma de tierra. Nunca sustituya el enchufe de un cable original por otro sin toma de tierra.

1.2.1 Ajuste de la silla de trabajo.

  • Altura del Asiento
  • Altura del Respaldo
  • Inclinación del Respaldo
  • Contacto Permanente

 Una silla de altas prestaciones puede resultar incómoda si no está bien ajustada a las características del trabajador y de la tarea que se realiza. Este ajuste corresponde hacerlo al trabajador que la utiliza, por lo que deberá conocer y usar de forma correcta las regulaciones de su silla.
Consiga unas instrucciones de su silla, léalas y consérvelas.

Altura del asiento.

Se acciona mediante una palanca que suele estar colocada debajo del asiento, normalmente a la derecha (Figura 4.2.1)

Siéntese en la silla echándose hacia atrás hasta que la zona lumbar de la espalda se apoye firmemente en el respaldo.

Acerque su silla a la mesa y ajuste la altura del asiento hasta que los brazos le queden a una altura cómoda para trabajar sobre la mesa (la mesa debe quedar aproximadamente a la altura de los codos ó un poco más alta).

Si no puede apoyar los pies firmemente en el suelo, o nota presión del borde delantero del asiento sobre las corvas o los muslos, solicite un reposapiés; en ningún caso ajuste la altura de la silla teniendo en cuenta el suelo, sino la altura cómoda con respecto al plano de la mesa (figura 4.2.1).



Altura del respaldo

Este ajuste es obligatorio en aquellas tareas en las que se usa el ordenador de manera intensiva (más de 4 horas de trabajo con ordenador al día o más de 20 a la semana). Consulte las instrucciones de su silla y compruebe que una vez efectuado el ajuste su apoyo lumbar resulta cómodo y efectivo (figura 4.2.2.).




Inclinación del respaldo

Esta regulación es necesaria en trabajos con elevado uso del ordenador (figura 4.2.3). Muchos operadores informáticos prefieren una posición con el respaldo ligeramente inclinado hacia atrás, mientras que para trabajar sobre la mesa o atender visitas es preferible que el respaldo esté más vertical. Consulte las instrucciones de su silla para realizarlo de forma correcta y elija la postura que le resulte más cómoda.



Las tareas de trabajo sobre la mesa exigen posturas más erguidas, mientras que muchos operadores informáticos prefieren trabajar con el respaldo algo abatido.

Contacto permanente

Es un mecanismo que permite liberar el respaldo, de manera que éste se mueve acompañando a los movimientos de la espalda del usuario. Para que sea efectivo se debe regular adecuadamente la fuerza de los muelles que controlan el respaldo, ya que si éste queda muy rígido, empujará al usuario hacia delante; si queda flojo, no proporcionará un apoyo estable. Como la fuerza necesaria depende del peso del usuario, cada persona deberá regular dicha tensión de acuerdo con sus preferencias. Localice debajo del asiento el tornillo de regulación. Libere el respaldo y apriete o afloje dicho tornillo según sus preferencias (figura 4.2.4).

Figura 4.2.4. Si su silla dispone de respaldo con contacto permanente, debe justar la tensión del respaldo. Busque el mecanismo de regulación generalmente un tornillo debajo de la parte delantera del asiento) y priételo o aflójelo hasta que el respaldo quede a su gusto.

Otras regulaciones

Compruebe si su silla dispone de:

  • Regulación de la altura del reposabrazos. Esta regulación es especialmente interesante para las tareas informáticas. Si dispone de ella, ajuste la altura de los reposabrazos hasta conseguir una posición con un apoyo cómodo, pero que no estorben al acercarse a la mesa.
  • Profundidad del asiento. Si su silla dispone de esta regulación, haga su asiento más o menos corto en función de sus preferencias. Debe poder sentarse con la espalda completamente apoyada en el respaldo.

1.2.2 Disposición de los elementos de trabajo sobre la superficie de la mesa.

Se ha de atender fundamentalmente a la Colocación del Ordenador y a la Colocación de los Accesorios.

Colocación del ordenador

En primer lugar debe valorar la importancia relativa que para Ud. tienen las diferentes tareas que realiza (trabajar con el ordenador, atender visitas, manejar papeles o estudiar información sobre documentos, etc.). Distribuya los elementos de trabajo de manera que las tareas más frecuentes se realicen en las posturas más cómodas.

Si su trabajo es esencialmente informático, el ordenador debe ocupar la posición principal, es decir, en la mesa de trabajo y frente a Ud. No obstante, debe disponer de espacio a los lados para los documentos o para poder recibir visitas ocasionales. No coloque el ordenador sobre el ala, salvo que sus dimensiones sean lo bastante grandes para permitirle apoyar las muñecas y los antebrazos y para mantener una distancia adecuada a la pantalla. No utilice mesas informáticas de pequeñas dimensiones para trabajos informáticos intensivos.

Si su trabajo implica varias tareas (ordenador + manejo de documentación + visitas) puede colocar el ordenador a un lado, pero asegurándose de que es posible manejarlo sin giros del tronco o del cuello.

Si en su trabajo debe mantener reuniones frecuentes, puede disponer de una mesa de reuniones o de un suplemento para tal fin en su mesa de trabajo.

Además debe atender las siguientes recomendaciones:

Ubíquelo de tal manera que sea posible sentarse de frente a la pantalla, evitando giros del cuello (ángulo de giro inferior a 35º).

Retrase la pantalla todo lo que pueda. La distancia mínima entre los ojos y la pantalla debe ser de 55 cm.



NO: pantalla cerca, pantalla de lado, sin sitio para apoyar las muñecas


SÍ: ordenador de frente, pantalla a más de 50 cm de los ojos, espacio entre el teclado y el borde de la mesa para apoyar las muñecas (>10 cm)
Una vez ajustada la altura de la mesa, compruebe que el borde superior de la pantalla queda a la altura de sus ojos o algo por debajo. Si ha apoyado el monitor encima de la CPU, es posible que el ordenador esté demasiado alto. Quite la CPU y apoye el monitor directamente en la mesa. Si considera que la pantalla está demasiado baja, coloque un soporte firme debajo.



Procure utilizar un atril o un soporte de documentos cuando esté introduciendo datos en el ordenador. Así evitará giros y flexiones del cuello. Usar el atril es una práctica recomendable también para leer documentos o estudiar.

El ordenador debe colocarse en función de la posición que le resulte más cómoda para desarrollar su trabajo con eficacia. Si en esta posición aprecia reflejos en la pantalla o le molestan determinadas fuentes de luz, lo que debe hacer es solicitar que se arregle la fuente del problema, es decir, las fuentes de luz. Generalmente basta con disponer de persianas o cortinas en las ventanas, o de pantallas difusoras en los puntos de luz del techo. Si es posible, también puede cambiar la orientación de la mesa. De ninguna manera coloque el ordenador en un sitio que le obligue a adoptar posturas forzadas: a largo plazo le provocarán molestias en la espalda o en el cuello.

Coloque el teclado de forma que no esté justo en el borde de la mesa. Entre el teclado y el borde de la mesa debe quedar un espacio de al menos 10 cm. para apoyar las muñecas.

En las mesas más pequeñas (la norma de mesas de oficina admite mesas de 160x80 cm), es posible que no encuentre el sitio adecuado para colocar el ordenador y realizar otro tipo de tareas, sobre todo si la mesa, además, tiene los bloques de cajones fijos. Aparte de cambiar la mesa por otra más grande (en los pliegos de prescripciones técnicas que utiliza la UPV se establece un tamaño mínimo de 180x80), puede mejorar el aprovechamiento de su mesa con una base giratoria para el monitor (figura 4.3.3). Este tipo de bases permiten cambiar de forma cómoda la posición y orientación del monitor: cuando use el ordenador podrá colocar la pantalla de frente, apartándola para dejar libre la zona de trabajo cuando realice otro tipo de tareas.

Figura 4.3.3. Los soportes articulados para el monitor mejoranel aprovechamiento de la mesa de trabajo y facilitanla correcta orientación de la pantalla del ordenador.

Los equipos nuevos no suelen presentar problemas con relación a la altura del teclado. Si considera que su teclado es demasiado alto, coloque una almohadilla de apoyo para mejorar la posición de las muñecas.

Si es zurdo, coloque el ratón a la izquierda y cambie el accionamiento de los botones en el menú de configuración de su ordenador.

Asegúrese de que dispone de sitio suficiente para manejar el ratón con comodidad.

Colocación de los accesorios

Procure reservar las zonas más accesibles de la mesa para colocar el ordenador y el atril, o para dejar espacio libre para trabajar. Los elementos accesorios (teléfono, fax, impresoras, bandeja para documentos, etc.) deben colocarse en la zona de cajones y en las partes que no resultan útiles para trabajar (figura 4.3.4)

Si dispone de bloques de cajones móviles y de suficiente espacio en su entorno de trabajo, puede colocarlos fuera del perímetro de la mesa, aprovechando su tapa para colocar los elementos que suelen estorbar más.

Evite que se acumulen demasiados papeles sobre la mesa, ya que le restarán espacio para trabajar con comodidad. Encima de la mesa sólo deben estar los documentos con los que esté trabajando en cada momento. Para guardar papeles que no utilice debe usar las estanterías, armarios o archivadores. Pierda unos minutos en ordenar su mesa antes de acabar la jornada de trabajo.

1.2.3 Cuadro resumen.

Se ha confeccionado un resumen con los 12 problemas que son más comunes, marcando el número adecuado se actualizará un cuadro en el que aparece el problema descrito, las posibles causas y algunas soluciones. Los problemas son los siguientes:

  1. La altura de la mesa me resulta incómoda
  2. No puedo apoyar bien los pies en el suelo
  3. Me suelo sentar en la parte delantera del asiento
  4. No me puedo acercar bien a la mesa porque me estorban los reposabrazos
  5. No me gusta la forma del respaldo
  6. Cuando dejo libre la inclinación del respaldo (contacto permanente), queda demasiado flojo, o bien me empuja demasiado hacia adelante
  7. No dispongo de sitio suficiente en la mesa
  8. Trabajo con el ordenador de lado
  9. No tengo sitio para apoyar las muñecas o los antebrazos al teclear
  10. Tengo la pantalla demasiado cerca
  11. La pantalla está demasiado alta
  12. Tengo focos de luz que provocan reflejos o deslumbramientos


2. Agentes contaminantes.

Tenemos que distinguir entre tres tipos: químicos, físicos y biológicos.

Contaminantes químicos: Debemos distinguir dos grupos, los que se presentan de forma molecular, gases o vapores, los que se presentan en agregados moleculares, como polvo, si son sólidos o rocíos o nieblas si son líquidos.

Contaminantes físicos: entre los que cabe distinguir las radiaciones, los ruidos y las vibraciones.

Radiaciones, que se dividen en dos grupos:

Las NO IONIZANTES (no sueltan electrones) y son las menos peligrosas. Como ejemplos tomemos las infrarrojas (mandos a distancia), las ultravioletas (el sol y suele ser peligroso si miramos directamente a él sin protección), las radiofrecuencias (radio, comunicaciones) o las microondas (electrodoméstico).

Las IONIZANTES (son capaces de arrancar electrones de los átomos de las materias sobre las que inciden), las más usadas en las industrias son los rayos x, los rayos gamma, las partículas alfa, las partículas beta y los neutrones. Todas ellas tienen reglamentos específicos de funcionamiento y es muy conveniente hacer uso disciplinado de todas las medidas preventivas que se tomen.

2.1. Ruidos.

¿Por qué es necesaria la prevención de perdidas de audición?

  • Influencia en la ejecución de las órdenes recibidas y efectuar el trabajo de forma correcta, sin el posible riesgo de accidentes.
  • Influencia en las relaciones sociales de tipo cultural, informativas, de entretenimiento o diversión, etc.
  • Influencia en las funciones psíquicas.

2.1.1 Objetivos

  •  Parámetros que caracterizan un ruido.
  •  Funcionamiento del oído humano.
  •  Riesgos para la salud derivados de la exposición al ruido.
  •  Medidas técnicas de prevención.
  •  Equipos de protección individual y su mantenimiento.
  •  Derechos y deberes de los trabajadores.

2.1.2 Tipos de contaminantes acústicos.



2.1.3 Definición de sonido.

Sensación percibida por el oído humano debida a las diferencias de presión producidas por la vibración de un cuerpo y que se transmite por un medio elástico como es el aire.

2.1.4 Definición de ruido.

Sonido no deseado. Combinación de sonidos no coordinados que producen una sensación desagradable.
Cualquier sonido que interfiera e impida alguna actividad humana.

La vibración de un sólido produce el desplazamiento de las moléculas de aire próximas a el, lo cual se traduce en una sucesión de variaciones muy pequeñas de la presión sobre la presión atmosférica.

(1 Atm = 760 mm Hg = 101.325 Pa)

Estas alteraciones de presión pueden percibirse por el oído y se denominan <<presión acústica>>.



El oído humano es capaz de detectar variaciones de presión acústica comprendidas entre 20 µPa (nivel umbral de percepción) y 200 Pa (nivel umbral del dolor), o lo que es lo mismo, entre 0 dB y 140 dB.



2.1.5 Frecuencia (Hercio, Hz.)

La frecuencia de un sonido es el número de variaciones de presión de la onda sonora en un segundo y es lo que caracteriza el tono con el que lo percibimos.Rango de frecuencias audibles.

 

  • El oído humano esta preparado para reconocer sonidos cuya frecuencia este comprendida entre 20 y 20.000 Hz.
  • El oido humano.

2.1.6 Tipos de ruido.

Tipos de ruido según la variación del nivel sonoro en el tiempo. Los sonidos no se oyen tal como suenan

El oído humano no tiene la misma sensibilidad a todas las frecuencias.

Se oyen mejor los sonidos de frecuencias medias y altas que los de baja frecuencia.

2.1.7 Efectos del ruido.

  •  Aparato circulatorio (aumento de la presión arterial, aumento del ritmo cardiaco, vaso-constricción periférica).
  •  Aparato respiratorio (alteraciones del ritmo respiratorio).
  •  Aparato digestivo (inhibición de dichos órganos, trastornos de la digestión, ardores, dispepsias. etc.).
  •  Alteraciones en el metabolismo.
  •  Aparato muscular (aumento de la tensión y de la fatiga).
  •  Sistema nervioso (trastornos de memoria, de atención, de reflejos, merma de las facultades intelectivas).
  •  Aspectos psicológicos (molestia, desagrado, nerviosismo, agresividad, etc.).

2.1.8 Factores de riesgo

  •  Frecuencia y nivel de presión sonora.
  •  Tipo de ruido.
  •  Distancia al foco sonoro y posición del individuo respecto a este.
  •  Características personales de cada individuo.
  •  Ambiente de trabajo.
  •  Medios de protección utilizados.

2.1.9 Sonómetro.

Para medir el nivel sonoro de un ruido estable o continuo se debe de usar un sonómetro. Si el nivel sonoro es variable se debe de usar un sonómetro integrador o un dosímetro

2.1.10 Dosímetro

El dosímetro es el equipo ideal para la medición del nivel de ruido al que esta expuesto un trabajador, sobre todo cuando su trabajo requiere movilidad por ambientes acústicos diferentes

2.1.11 Medidas técnicas de prevención.

  • Actuación sobre la fuente productora de ruido.
  • Actuación sobre el medio de propagación.
  • Actuación sobre el receptor.
  • Control administrativo.


2.1.12 Tipos de protectores auditivos.Orejeras.

  •  Hay cascos de seguridad que llevan incorporados 2 casquetes que pueden girarse 90º.
  •  Existen casquetes con sistema de intercomunicación incorporado.
  •  Tapones.
  •  Reusables.
  •  Desechables.


2.1.13 Ajuste y entrenamiento.

Solo se conseguirá una protección adecuada si:

  •  El protector se encuentra en buenas condiciones.
  •  Es adecuado para el individuo.
  •  Se ajusta y utiliza adecuadamente.

Se debe instruir a los trabajadores que utilicen protectores auditivos, sobre:

  •  Cómo insertarse los tapones.
  •  Importancia de un ajuste adecuado de los casquetes y la perdida de protección en caso de ajuste incorrecto.
  •  Importancia de la limpieza, incluyendo como limpiar los tapones reusables y como mantener limpios los tapones.
  •  Mantenimiento de protectores auditivos.

Periódicamente se deben comprobar los siguientes puntos:

  •  El estado de las almohadillas de sellado de los casquetes que pueden estar deformadas o endurecidas.
  •  La tensión del arnés.
  •  Modificaciones no autorizadas, tales como taladros.
  •  Estado general del protector.
  •  Elasticidad y suavidad de los tapones.
  •  Estado de limpieza.
  •  Es conveniente guardar un juego nuevo de protectores para comparación.

2.1.14 Gestión del riesgo.



2.1.15 Información a los trabajadores.

Cada trabajador debe recibir información sobre:

  •  Resultado de la evaluación y riesgo que comporta.
  •  Medidas preventivas adoptadas.
  •  Uso de protectores auditivos.
  •  Resultados de los controles audiométricos. RD 1316/1989, de 27 de octubre Derecho de los empleados.
  •  Estar presentes en las evaluaciones.
  •  Recibir información de los resultados de los controles.
  •  Recibir información sobre las medidas preventivas.
  •  Acceder a los archivos históricos de los controles. (SE EXCEPTÚAN LOS DATOS INDIVIDUALES DE TIPO MEDICO)

2.1.16 Acceso a la información.

  • Trabajadores afectados.
  • Inspección de trabajo.
  • Órganos internos de seguridad e higiene.
  • Representantes de los trabajadores
RD 1316/1989, de 27 de octubre

2.2 Los contaminantes biológicos.

Contaminantes biológicos: son los microorganismos que generan enfermedades en el hombre (infecciosas o parasitarias). Pueden ser bacterias, parásitos, protozoos o virus. Se suelen encontrar en centros de trabajo como hospitales, laboratorios, cocinas industriales o actividades de agricultura o ganadería. Su prevención, además de tener un carácter higiénico, tiene un componente eminentemente médico-sanitario.

2.2.1 Daños posibles.

Una vez que hemos conocido las posibles fuentes de riesgos, y sabiendo que pueden derivar en un accidente de trabajo o en un incidente, vamos a ver las posibles consecuencias para los trabajadores si no se han tomado las medidas oportunas. Observe el siguiente esquema:

En él podemos observar que toda actividad genera una fuente de riesgo, y esta a su vez un riesgo, pero no todo riesgo tiene que derivar en un accidente, sino que puede generar una enfermedad o un incidente (accidente sin daño para las personas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario