29 feb. 2012

BASES BIOLÓGICAS PARA NORMATIVAS DE PROTECCIÓN ANTE RADIACIONES NO IONIZANTES

 La generalización del uso de la energía eléctrica y del
empleo de radiofrecuencias para la transmisión de la
información a distancia, ha dado lugar a una presencia
virtualmente ubicua de campos electromagnéticos no
ionizantes en el medio ambiente urbano. Las posibles
consecuencias sobre la salud humana de la exposición a
dichos campos son objeto de interés creciente por parte del
público y de autoridades responsables de salud ambiental.
En respuesta a dicho interés, un comité de expertos
comisionado por la OMS, el ICNIRP, elaboró en 1998 una
guía de niveles de referencia y restricciones básicas cuyo
cumplimiento garantizase la seguridad de los ciudadanos
en lo referente a radioprotección ante efectos nocivos de
exposiciones agudas a campos no ionizantes. Los criterios
y conclusiones de ICNIRP-OMS fueron adoptados por el
Consejo de la Unión Europea, que les dio forma de
Recomendación en 1999. Los países firmantes del
documento se comprometieron a desarrollar en un plazo
breve las estrategias oportunas, legales y técnicas, para dar
cumplimiento a las medidas establecidas en la
Recomendación. El presente documento tiene por objeto
informar a los ciudadanos y profesionales interesados en
conocer la base teórico-experimental que justifica la
adopción de las medidas de radioprotección propuestas por
la OMS y el Consejo e la Unión Europea. Para ello, el
artículo incluye información resumida sobre las fuentes más
comunes de campos no ionizantes de diferentes
frecuencias y sobre los niveles que alcanzan las emisiones
en las proximidades de dichas fuentes. Se explican también
los criterios seguidos por ICNIRP en la elaboración de sus
límites, y se lleva a cabo una revisión de la literatura
científica existente sobre aquellos bioefectos de los campos
no ionizantes que pudieran ser relevantes para el
establecimiento de límites a la exposición humana. El
artículo explica cómo la interpretación que algunos expertos
hacen de la literatura científica ha generado un cierto grado
de controversia en el seno de la comunidad científica y ha
dado lugar a que países europeos, como Suiza e Italia, se
muestren disconformes con determinados aspectos de la
Recomendación del Consejo la Unión Europea. El trabajo
identifica la existencia de algunas carencias en el presente
conocimiento científico sobre la materia. Tales carencias
son en gran medida responsables de la controversia y la
percepción de riesgo existentes, por lo que es urgente
incrementar y mejorar la investigación dirigida a completar
el conocimiento científico sobre la respuesta biológica a las
radiaciones no ionizantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario