19/1/2012

Control banding, una herramienta complementaria a la evaluación cuantitativa en higiene industrial

Control banding, una herramienta
complementaria a la evaluación cuantitativa
en higiene industrial
El Real Decreto 374/20011 (transposición de la Directiva
Europea 98/24/CE2) regula la prevención de los riesgos laborales
derivados de los agentes químicos en el trabajo en
España, contemplando tanto los aspectos de seguridad como
los de higiene industrial. Respecto a la evaluación del riesgo
por exposición inhalatoria, establece que se llevará a cabo,
normalmente, por medición de las concentraciones ambientales
en la zona de respiración del trabajador y su posterior
comparación con el valor límite ambiental para cada agente.
Los límites de exposición profesional en España publicados
anualmente por el Instituto Nacional de Seguridad e
Higiene en el Trabajo, constituyen los criterios de valoración
del riesgo por exposición inhalatoria, y deben ser interpretados
como “condiciones a las cuales se cree, basándose en
los conocimientos científicos actuales, que la mayoría de trabajadores
pueden estar expuestos día tras día, durante toda su vida
laboral, sin sufrir efectos adversos para su salud”3. La finalidad
de la evaluación de riesgos, pues, es determinar las medidas
preventivas que es necesario aplicar para mantener el riesgo
a un nivel aceptable, por comparación con unos criterios de
valoración previamente establecidos y aceptados.
Hasta aquí la visión cuantitativa de la valoración higiénica.
Sin embargo, el mismo Real Decreto acepta una vía
de actuación, sin mediciones, “cuando el empresario demuestre
claramente por otros medios de evaluación que se ha logrado
una adecuada prevención y protección”. Es en este punto donde
tienen cabida los métodos cualitativos de evaluación de
la exposición inhalatoria
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada