27/12/2010

Las normas de seguridad en el traslado de químicos son inexcusables

Las normas de seguridad en el traslado de químicos son inexcusables

Consecuencias de no cumplir las normas de seguridad



Prevención. Más del 50% de los accidentes químicos ocurren por incumplimiento de planes de seguridad.

Sara Geraldino
Prensa Inpsasel

El 16 de septiembre del 2009, unas 17 personas perdieron la vida y 326 resultaron lesionadas en un accidente químico ocurrido en la población de Clarines, debido al derrame descontrolado de gas cloro ocasionado por un accidente laboral y el indebido traslado de materiales peligrosos por vía terrestre. Al cumplirse 4 meses del suceso, funcionarios y funcionarias del Inpsasel hacen un llamado al estricto cumplimiento de las normas de seguridad para proteger la vida y la salud de trabajadores y trabajadoras.



De acuerdo con la Ley sobre sustancias, materiales y desechos tóxicos, en su artículo 27 señala que “El uso y manejo de las sustancias o materiales peligrosos deberá llevarse a cabo en las condiciones sanitarias y de seguridad establecidas en la reglamentación técnica, de forma tal, que garanticen la prevención y atención de los riesgos que puedan causar a la salud y al ambiente”.

Asimismo, en su artículo 30, estipula que “El transporte de sustancias o materiales peligrosos deberá realizarse en condiciones que garanticen su traslado seguro, cumpliendo con las disposiciones de esta Ley y las establecidas en la reglamentación técnica”.

En este sentido, los conductores de las unidades de transporte deberán portar entre sus documentos: el plan de emergencia, la hoja de seguridad, de seguimiento, de datos técnicos, la póliza de seguro, la guía de despacho y el registro expedido por la autoridad así como los equipos necesarios para atender cualquier contingencia.

En el caso del manejo del químico de gas cloro, la Norma Covenin 694 dice que las medidas de seguridad a seguir en la venta y transporte del cloro deberán hacerse en bombonas o cilindros sobre camiones que reúnan las condiciones especificadas en la presente Norma o sobre vagones tanques, diseñados para ellos. Las bombonas deberán transportarse verticalmente y los cilindros horizontalmente sobre bases de forma cóncava, para estas no tengan la oportunidad de rodarse y golpearse entre ellas mismas.

Otra de las normas obligatorias en el traslado del químico gas cloro es que el conductor tenga a su disposición el Kit de Emergencia B del Cloro, el cual contiene todo lo necesario para detener las fugas en la válvula, tapón fusible, y en las paredes de los cilindros de cloro que se ajustan a la especificaciones necesarias. Este Kit es para ser utilizado con los cilindros de toneladas; también contiene los manuales de instrucciones, los respiradores aunque no están incluidos, son obligatorios al momento de revisar los cilindros de gas y corregir alguna fuga de cloro.


Una de las razones por la cual se ocasionó el accidente de Clarines, el incumplimiento de las normas de seguridad. El empleador tiene la obligación de poner en práctica las normativas de seguridad y a su vez crear los mecanismos necesarios para formar con personal especializado en la materia sobre el traslado, la manipulación de químicos como el gas cloro, para garantizar que no ocurran accidentes laborales.

Sin embargo, aunque las normas de seguridad en el manejo y traslado del gas cloro son explícitas y a su vez son obligatorias e inexcusables, son innumerables los accidentes laborales ya que involucran la seguridad y la salud de trabajadores y trabajadoras, y el buen el estado del medio ambiente.


Cuando las normas de seguridad son forzadas o violentadas no sólo se pone en riesgo la vida del trabajador, sino en el caso de los transportes de químicos, pueden resultar afectados los transeúntes; en caso tal de que el trabajador se encuentre en una situación de emergencia, este deberá estar debidamente formado en la materia para proceder ante el hecho.

Por ejemplo, en caso de que un trabajador o trabajadora se encuentre ante un derrame de gas cloro, inicialmente debe evaluar el área lo más pronto posible, revisar la dirección del aire y correr en la dirección opuesta a él, en caso de que tenga un respirador de boquilla debe utilizarlo inmediatamente, de lo contario debe taparse la nariz y boca con un pañuelo, una vez tomada estas precauciones debe seguir el plan de emergencia de la empresa.

El lamentable accidente laboral ocurrido en el sector de Clarines, donde 17 personas perecieron y 326 resultaron afectadas, es el fiel reflejo del incumplimiento de las normas de seguridad en el traslado de químicos; es la consecuencia de no cumplir debidamente con las normas de seguridad en el transporte de químicos que a su vez protege la vida del trabajador que tiene bajo su responsabilidad la labor de trasladar cargamentos de alta peligrosidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada