17/11/2010

El método REBA (Rapid Entire Body Assessment)

Fundamentos del método
 
El método REBA (Rapid Entire Body Assessment) fue propuesto por Sue Hignett y Lynn McAtamney y publicado por la 
revista especializada Applied Ergonomics en el año 2000. El método es el resultado del trabajo conjunto de un equipo de ergónomos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y enfermeras, que identificaron alrededor de 600 posturas para su elaboración.

El método permite el análisis conjunto de las posiciones adoptadas por los miembros superiores del cuerpo (brazo, antebrazo, muñeca), del tronco, del cuello y de las piernas. Además, define otros factores que considera determinantes para la valoración final de la postura, como la carga o fuerza manejada, el tipo de agarre o el tipo de actividad muscular desarrollada por el trabajador. Permite evaluar tanto posturas estáticas como dinámicas, e incorpora como novedad la posibilidad de señalar la existencia de cambios bruscos de postura o posturas inestables.
Cabe destacar la inclusión en el método de un nuevo factor que valora si la postura de los miembros superiores del cuerpo es adoptada a favor o en contra de la gravedad. Se considera que dicha circunstancia acentúa o atenúa, según sea una postura a favor o en contra de la gravedad, el riesgo asociado a la postura.

Para la definición de los segmentos corporales, se analizaron una serie de tareas simples con variaciones en la carga y los movimientos. El estudio se realizó aplicando varios metodologías, de  fiabilidad ampliamente reconocida por la comunidad ergonómica, tales como el método NIOSH (Waters et al.,1993), la Escala de Percepción de Esfuerzo (Borg, 1985), el método OWAS (Karhu et al., 1994), la técnica BPD (Corlett y Bishop,1976) y el método RULA (McAtamney y Corlett,1993). La 

aplicación del método RULA fue básica para la elaboración de los rangos de las distintas partes del cuerpo que el método
REBA codifica y valora, de ahí la gran similitud que se puede observar entre ambos métodos.

El método REBA es una herramienta de análisis postural especialmente sensible con las tareas que conllevan cambios inesperados de postura, como consecuencia normalmente de la manipulación de cargas inestables o impredecibles. Su 

aplicación previene al evaluador sobre el riesgo de lesiones asociadas a una postura, principalmente de tipo músculo-esquelético, indicando en cada caso la urgencia con que se deberían aplicar acciones correctivas. Se trata, por tanto, de una herramienta útil para la prevención de riesgos capaz de alertar sobre condiciones de trabajo inadecuadas.

En la actualidad, un gran número de estudios avalan los resultados proporcionados por el método REBA, consolidándolo 
como una de las herramientas más difundidas y utilizadas para el análisis de la carga postural.
A continuación se detalla la aplicación del método REBA:

Grupo A: Puntuaciones del tronco, cuello y piernas.
El método comienza con la valoración y puntuación individual de los miembros del grupo A, formado por el  tronco, el cuello y las piernas.
Puntuación del tronco
El primer miembro a evaluar del grupo A es el tronco. Se deberá determinar si el trabajador realiza la tarea con el tronco erguido o no, indicando en este último caso el grado de flexión o extensión observado. Se seleccionará la puntuación adecuada de la tabla 1.
Figura 1. Posiciones del tronco.
Puntos Posición
1 El tronco está erguido.
2 El tronco está entre 0 y 20 grados de flexión o 0 y 20 grados de extensión.
3 El tronco está entre 20 y 60 grados de flexión o más de 20 grados de extensión.
4 El tronco está flexionado más de 60 grados.
Tabla 1. Puntuación del tronco.
La puntuación del tronco incrementará su valor si existe torsión o inclinación lateral del tronco.
Figura 2. Posiciones que modifican la puntuación del tronco.
Puntos Posición
+1 Existe torsión o inclinación lateral del tronco.
Tabla 2. Modificación de la puntuación del tronco.
Puntuación del cuello
En segundo lugar se evaluará la posición del cuello. El método considera dos posibles posiciones del cuello. En la primera el cuello está flexionado entre 0 y 20 grados y en la segunda existe flexión o extensión de más de 20 grados.
Figura 3. Posiciones del cuello.
Puntos Posición
1 El cuello está entre 0 y 20 grados de flexión.
2 El cuello está flexionado o extendido más de 20 grados.
Tabla 3. Puntuación del cuello..
La puntuación calculada para el cuello podrá verse incrementada si el trabajador presenta torsión o inclinación lateral del cuello, tal y como indica la tabla 4.
Figura 4. Posiciones que modifican la puntuación del cuello..
Puntos Posición
+1 Existe torsión y/o inclinación lateral del cuello.
Tabla 4. Modificación de la puntuación del cuello..
Puntuación de las piernas
Para terminar con la asignación de puntuaciones de los miembros del grupo A se evaluará la posición de las piernas.  La consulta de la Tabla 5 permitirá obtener la puntuación inicial asignada a las piernas en función de la distribución del peso.
Figura 5. Posición de las piernas.
Puntos Posición
1 Soporte bilateral, andando o sentado.
2 Soporte unilateral, soporte ligero o postura inestable.
Tabla 5. Puntuación de las piernas..
 
La puntuación de las piernas se verá incrementada si existe flexión de una o ambas rodillas. El incremento podrá ser de hasta 2 unidades si existe flexión de más de 60°. Si el trabajador se encuentra sentado, el método considera que no existe flexión y por tanto no incrementa la puntuación de las piernas.
 
Figura 6. Ángulo de flexión de las piernas.
 
Puntos Posición
+1 Existe flexión de una o ambas rodillas entre 30 y 60°.
+2 Existe flexión de una o ambas rodillas de más de 60° (salvo postura sedente).
Tabla 6. Modificación de la puntuación de las piernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada