18/11/2010

Barreras de contención para derrames de productos químicos y del agua del sistema contra incendios

Barreras de contención para derrames de productos químicos y del agua del sistema contra incendios


Por G. Edward Bilger

Se está prestando aún mayor atención al almacenamiento de materiales peligrosos. Si bien es crítica la contención y el control de estos materiales, mantener una alta productividad en el actual entorno competitivo también es de vital importancia. Todas las instalaciones que manipulan materiales peligrosos deben contemplar el tema de la contención de derrames de productos químicos y del escurrimiento del agua proveniente de las mangueras de incendio, a fin de proteger las instalaciones, las propiedades aledañas y el medio ambiente. La reducción de este riesgo debe ser implementada de manera tal que no afecte la productividad.
COMPARACIÓN DE LOS SISTEMAS
Rampas:
containment_200x
Tipo: Rampas de concreto Instalación: A cargo de un contratista
Costo inicial: Bajo
Costo a largo plazo: Alto
Ventajas: A prueba de fallas, de bajo costo inicial, no requiere prueba.
Desventajas: Pérdida de superficie valiosa, desgaste de montacargas, poca seguridad, productividad reducida.
Estructura existente (readaptación): Costosa, provoca alteraciones.
Prueba: No requerida
Sistema de contención integrado al piso:
containment_200xx
Tipo: Mecánico
Instalación: A cargo de un contratista
Costo inicial: Alto
Costo a largo plazo: Bajo Ventajas: Superficie limitada, sin impacto en la productividad.
Desventajas: Requiere se haga una fosa en el piso, sin sistema de alarma audible, no conectado a las alarmas del edificio, restricciones para el peso, desgaste por tránsito, puntos de recolección para líquidos y escombros, problemático para someter a prueba, no permite el ajuste de la velocidad de cierre.
Estructura existente (readaptación): Provoca alteraciones.
Prueba: Se lleva a cabo vertiendo agua en la fosa.
Sistema de contención sobre el piso:
containment_200xxx
Tipo: Neumático
Instalación: A cargo del vendedor
Costo inicial: Alto
Costo a largo plazo: Bajo
Ventajas: Superficie limitada, sin impacto en la productividad, múltiples medios de activación, se activa por sistemas de espuma, alarma audible, no se desgasta, puede ser probado fácilmente, con control de la velocidad de cierre.
Desventajas: Requiere aire comprimido.
Estructura existente (readaptación): ---
Prueba: Mediante la presión del botón pulsador.
Existen diversas normas que los funcionarios responsables de la aplicación de los códigos pueden hacer cumplir para requerir la instalación de sistemas de contención. Entre ellas, NFPA 30, Código de Líquidos Inflamables y Combustibles, que establece el uso de medios adecuados para evitar que el flujo de líquidos ingrese en áreas adyacentes del edificio durante una emergencia; UFC 60, Código de Incendios Uniforme, que requiere que la contención secundaria para áreas de almacenamiento interiores sea diseñada de manera que pueda contener el volumen del recipiente de mayor tamaño y por un plazo de 20 minutos el flujo proveniente de sistema de supresión de incendios; y OSHA 1910.106, Norma sobre materiales peligrosos, que establece que la retención de pérdidas de líquidos inflamables o combustibles y del agua del sistema de protección contra incendios se lleve a cabo en un lugar seguro. En Europa, la Directiva Seveso II tiene como objetivo prevenir accidentes graves que involucren sustancias peligrosas y limitar sus consecuencias.
Si bien todos deseamos que nuestras plantas e instalaciones cumplan con las reglamentaciones aplicables, la verdadera meta consiste en reducir el riesgo. Las barreras de contención actúan como un medio efectivo para restringir el flujo de líquidos inflamables a un área limitada y evitar la propagación del fuego. Dichas barreras también contribuyen a prevenir el daño que provoca el agua en las áreas adyacentes cuando se activa un sistema de rociadores y evitan que los materiales peligrosos y el agua contaminada de los sistemas contra incendios fluyan hacia las propiedades aledañas y el medio ambiente.
El diseño de un área de contención debe ser tomado en consideración minuciosamente. Debido a la constante modificación de los diseños de los sistemas de supresión de incendios, el volumen de agua para un período de 20 minutos de flujo debe ser calculado con precisión. Ello es particularmente significativo en los sistemas de respuesta rápida para supresión temprana (ESFR, por sus siglas en inglés) y rociadores colocados en estanterías. El volumen de contención, incluida la altura de la barrera, debe ser diseñado y fabricado de manera que sean compatibles con el flujo requerido.
Tradicionalmente se ha usado un bordillo, un umbral o rampa en la entrada del área de almacenamiento para el control de derrames en las áreas de almacenamiento del edificio, a fin de evitar el flujo de líquidos derramados hacia el interior de otros sectores del edificio. En ciertas ocasiones se utilizan drenajes en zanjas, que conducen a un tanque de almacenamiento para derrames o a un área de retención ubicada fuera del edificio. Sin embargo, el uso de rampas plantea diversas cuestiones. Dado que la inclinación de cualquier rampa debe ser gradual, se pierde superficie valiosa. Las rampas, además, se desgastan significativamente por el paso de los montacargas y plantean un riesgo para la seguridad de los montacargas y sus operadores. Si bien pueden ser una técnica de contención efectiva, el costo a largo plazo con frecuencia está oculto y puede ser alto.
Cuando se usan diques y muros para contención, pueden instalarse barreras para derrames que incluyen aberturas en el nivel del piso que permiten el tránsito habitual de peatones y montacargas. En áreas de bajo tránsito, dichas barreras pueden ser barreras manuales que se mantienen en su lugar para garantizar un sellado hermético a líquidos. Las barreras manuales dependen de un operador que las levanta o pivota en su posición. No obstante ello, no puede esperarse que el operador coloque una barrera manual en su posición durante un incidente. Si se produce un derrame o incendio, la prioridad es la seguridad del operador, quien debe evacuar las instalaciones de inmediato.
En áreas de alto tránsito, puede instalarse una barrera automática que se cierra y sella el área de contención cuando detecta un derrame o flujo de agua proveniente de los rociadores. Para garantizar un sistema de contención a prueba de fallas deberá optarse por una barrera automática. Con una barrera automática, la abertura en el muro de contención está generalmente abierta al tránsito tanto de peatones como de montacargas. Sin embargo, si ocurre un incidente, la barrera se cerrará, conteniendo de esa manera el derrame.
Las barreras automáticas pueden ser de dos tipos básicos. Una de las barreras se instala en el piso, y la otra, una barrera de estilo compuerta, se monta sobre el piso. Cualquiera de los dos tipos puede ser efectivo.
La barrera integrada al piso es un dispositivo mecánico diseñado para permitir el tránsito de montacargas sobre ella. La instalación debe hacerse cuidadosamente para garantizar que la barrera esté adecuadamente sostenida, y deben tomarse en cuenta las limitaciones sobre peso. Este dispositivo se activa cuando el líquido llena la fosa y dispara los resortes de sellado, que sellan el vano generando una fuerza contra una junta selladora. Dado que el dispositivo es mecánico, permanece a prueba de fallas si se lo mantiene adecuadamente.
El dispositivo que se coloca sobre el piso es una compuerta que se activa de manera neumática. Se monta sobre el piso en el lateral del vano de la puerta. En caso de que ocurra un incidente, la compuerta se balancea hacia abajo y una junta se sella contra el piso. La compuerta es sujetada en su lugar para garantizar el sellado. La señal para cerrar este tipo de barrera puede ser el flujo del agua de los rociadores o la detección de un derrame, ante lo cual puede utilizarse un botón pulsador remoto para cerrar la barrera. La señal para cerrar este tipo de barrera puede ser el flujo de agua de los rociadores o la detección de un derrame. Además, puede utilizarse un botón pulsador remoto para cerrar la barrera.
Las barreras automáticas colocadas sobre el piso, diseñadas para permitir el egreso seguro desde un área, incluida una señal de advertencia audible, y la velocidad de cierre de las barreras pueden ser ajustadas para garantizar la seguridad del personal. Una pequeña reserva de aire garantiza que la barrera será a prueba de fallas.
El diseño de ambos estilos de barreras automáticas requiere que en cada una de las aperturas la barrera sea readaptada localmente. Un operador debe inspeccionar físicamente el área de contención antes de que pueda abrirse la barrera. Esta característica permite que cualquier líquido que se encuentre en el área de contención sea retirado antes de que se abra el vano y evita que alguna persona pueda abrir accidentalmente el área contenida.
Las barreras automáticas pueden ser utilizadas conjuntamente con diques para permitir que un sistema de espuma aplique la espuma en un área limitada. Ello permite que las instalaciones almacenen productos inflamables en un gran depósito sin necesidad de construir una sala separada. En el sistema de barreras sobre el piso, el flujo de líquido hacia el interior del sumidero cerrará la barrera. En el sistema de diques y barreras sobre el piso, una señal proveniente de la descarga del sistema de espuma hará que se cierre y selle la barrera, manteniendo así la espuma donde sea necesaria.
La instalación de barreras de contención es una operación sencilla. El personal de mantenimiento de las instalaciones o un contratista mecánico local puede instalar barreras manuales y barreras automáticas integradas al piso. El fabricante suministra las especificaciones sobre la fosa requerida, junto con las instrucciones para la instalación. En el caso de barreras automáticas sobre el piso, el fabricante incluye la instalación como parte de la propuesta. Cuando el proveedor lleva a cabo la instalación, todos los ajustes y sellados se efectúan adecuadamente, y el personal local puede recibir un entrenamiento completo. Dado que las barreras de contención se montan en el piso, prácticamente no se alteran las actividades habituales de las instalaciones durante la obra. En el caso de barreras automáticas colocadas sobre el piso, las instalaciones deberán proveer aire comprimido, energía eléctrica y algún cableado para las señales. Dado que las barreras sobre el piso se instalan directamente sobre este, pueden ser una buena opción para las instalaciones existentes.
Las barreras y sistemas para contención de derrames constituyen una excelente manera de proteger las instalaciones y el medio ambiente contra la contaminación por derrames de productos químicos o agua contaminada de los sistemas contra incendios, al tiempo que mantienen la alta productividad. Las barreras para instalaciones nuevas y existentes se diseñan con el fin de satisfacer la gran cantidad de demandas diversas de las instalaciones de fabricación y distribución actuales.
G. Edward Bilger es un ingeniero profesional certificado, ya jubilado, que se desempeñó en la ingeniería de proyectos y la gestión de la seguridad en Monsanto, Rohm & Haas, Total y Raytheon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada